Me siento muy incómoda cuando se me acerca o me abraza el esposo de mi mamá y no sé cómo platicarlo con ella.

Cualquier relación requiere de la generación de lazos de confianza y respeto, aun con la pareja de tu mamá. Me parece que debes marcar tus límites de convivencia de manera más clara y asertiva, siendo directa con respecto a lo que te gusta y lo que no, comunicándolo de manera respetuosa, pero firme. Esta forma de comportamiento genera, hacia los demás, la distancia que permite tener relaciones interpersonales más sanas, no sólo con la pareja de tu mamá.

 

No temas ponerle un alto, escúchate y haz que tu voz se escuche. Nadie, absolutamente nadie, tiene derecho a acercarse a ti (físicamente) de forma que te desagrade. Por otra parte, sí es muy importante que lo hables con tu mamá. Trata de hacerle entender qué es lo que te incomoda y cómo te hace sentir; avísale que pondrás límites de convivencia con él para que no lo vaya a tomar como una falta de respeto, y pídele que te apoye con el fin de que tú te sientas más segura y confiada.

 

¡Nunca guardes silencio por temor a una mala reacción! Si por alguna razón no te sientes apoyada, busca otra red de apoyo familiar, como abuelos o tíos, cuéntales sobre la situación con el fin de buscar tu seguridad, e incluso puedes buscar autoridades que te protejan.