Me molesta que mis padres den más libertades a mi hermano porque es hombre. ¿Cómo puedo decirles que esto es muy injusto?

El trato diferenciado entre hijos no es injusticia sino la justicia misma. Dar parejo, igual a todos, es el acto supremo de injusticia porque las necesidades varían de persona a persona y de caso a caso. Primero, tómalo como un acto de amor. Si tus papás no dejan que lleves una vida alocada, seguro es porque la experiencia les ha enseñado que las mujeres en nuestra sociedad solemos cargar con nuestro pasado de forma más evidente que los hombres. Ellos lo hacen creyendo que ayudan a tu futuro, sin embargo, vivimos en una época distinta a la que ellos vivieron y, aunque en muchas cosas se parecen, es cierto que la equidad de géneros es cada vez más evidente. Ten paciencia y dialoga con ellos para que expongas tus razones y ellos las suyas para llegar a acuerdos.