¿Cómo puedo identificar una infección vaginal?

Las infecciones vaginales son muy frecuentes, de hecho, son la primera causa de consulta ginecológica. Pueden ser causadas por bacterias, hongos o virus; sin duda alguna la causa más frecuente es por hongos y el agente más común es la candida albicans, microorganismo que forma parte de la flora normal de la vagina. Sin embargo, cuando bajan las defensas del cuerpo de la mujer –por ejemplo con la menstruación– se modifican las condiciones del medio y este hongo se reproduce fácilmente, causando síntomas como comezón e irritación en la vulva; puede o no producir mal olor y un flujo vaginal blanco grumoso.

Las infecciones bacterianas se acompañan de un flujo amarillento-verdoso o grisáceo, que pueden o no dar comezón. Las de tipo viral generalmente producen lesiones en la piel, en forma de vesículas y/o granitos, que pueden o no causar dolor y no se acompañan de flujo. Es importante recordar que en los diferentes momentos del ciclo menstrual puede haber un flujo de distintas características, que no causa irritación ni da comezón y que no es signo de alguna infección.

Si te encuentras en cualquiera de estas situaciones, o presentas alguna de las sintomatologías descritas, es muy importante que acudas a un ginecólogo. Con base en un interrogatorio dirigido y una adecuada exploración física, se puede dar el tratamiento más adecuado para cada situación.

 

¿Tienes alguna otra duda? Te invitamos a preguntarle a nuestros especialistas aquí.


Dr. Víctor Topete, médico Gineco-obstetra y especialista de Early Institute en fertilidad y salud sexual