¿Cómo ayudo a mi hija con anorexia?

Existen varias cosas que puedes hacer para poder apoyar a tu hija:

 

1. Recordar que la anorexia en los jóvenes es la punta del iceberg, es decir, hay otros problemas que empezaron desde antes, que no se atendieron y que ahora están ocultos. Para tu hija, y para los y los jóvenes que han sufrido de anorexia, ésta es la parte que se asoma y deja ver que hay más situaciones de fondo que deben ser atendidas.

 

2. Asistir con un terapeuta especializado en trastornos de alimentación. Un terapeuta les ayudará a entender con mayor claridad en qué consiste este trastorno, en entender las causas que lo provocaron y les brindará la guía necesaria para poder superar esta difícil situación.

 

3. Cuando una persona tiene anorexia o un trastorno alimenticio, es una ilusión pensar que el problema está resuelto si “ya come un poquito más”, “si ahora más bien come de más en vez de no comer”, “si ya no vomita como antes”, o si “ya está comiendo”. La comida es sólo una parte de la solución del problema. Centrarse únicamente en la comida que tu hija ingiere no significa que el conflicto emocional y psicológico que generó el desorden alimenticio esté resuelto, ya que para esto se necesita psicoterapia especializada.

 

4. El tratamiento de pacientes con anorexia necesita ser multidisciplinario: psicoterapeuta y nutriólogo como mínimo. Según el caso -por ejemplo, cuando el problema ha evolucionado hasta llegar a ser anorexia severa- la persona también puede necesitar de un médico para atender los daños físicos que pueda tener y de un psiquiatra para ayudar en el tratamiento de padecimientos mentales.

 

5. Es importante que también tengas presente que dependiendo del diagnóstico que realice el especialista en trastornos de alimentación, tu hija probablemente puede requerir internamiento en una clínica especializada en trastornos alimenticios para que reciba todo el tratamiento necesario para recuperarse.